Se proyectan unos 7.000 infectados este año